Archivos para apple

El otro día les contaba que fui a ver la película de Steve Jobs y me permitía simplemente recomendarla por si alguno quería aprovechar el fin de semana. Hoy me quiero tomar un tiempo de dejar una reseña y una opinión de la película, lean tranquilo que no habrá ningún spoiler, por lo que avancen tranquilos.

People who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who do.

Para empezar, creo que el primer punto de interés tiene que ver con la selección que hace la película sobre qué mostrar de la vida de Steve Jobs. Para aquellos que hayan leído el libro sobre su vida (otro recomendado) obviamente era una intriga qué selecciones se iban a ser para mostrar en cine, siempre se deben recortar los libros para que entren en la pantalla grande. Como muestran los trailers (¡no spoiler amigos!), la película se centra en los primeros años de Jobs y la fundación de Apple y, más allá de lo que venga después en la película (debo cumplir mi promesa), creo que se ha hecho una buena selección, una buena decisión. Muchas veces por el ánimo de “contar todo” las películas basadas en libros (no es el caso de esta estrictamente pero entienden a lo que me refiero) suelen ir a un ritmo muy rápido y con poco detalle. En este caso se tomó una decisión muy distinta: no mostrar todo, solo una pequeña parte, y creo que ha sido una más que acertada decisión.

Eso sí, fanáticos de Steve, tengan en cuenta esto: hay muchas cosas de su vida que podrán parecerte super relevantes, super interesantes, fundamentales, y que no estén en la película. Pero creo que ha sido una buena forma de poner el foco y contar una parte de su vida, “bien contada” (aún a pesar de esta decisión, el cine sigue siendo muy breve para contar una vida). Vi la película con mi pareja que no es ni informática ni fanática de Jobs por lo que pude ver un poco qué se lleva alguien que no leyó el libro ni es un Apple Fan. De hecho, he leído que la crítica a la película no ha sido buena y se la ha tildado de “superficial”, justamente por esto que estoy destacando ahora.

You can quote them, disagree with them, glorify, or vilify them. But the only thing you can’t do is ignore them.

Otro mérito de la película (que también se extiende del libro) es que no escatima en mostrar el “lado malo” del protagonista, si no que intenta mostrar un ser humano, lejos de ser perfecto. Al leer el libro fue una de las cosas que más interesante me pareció y que entiendo caracteriza a Walter Isaacson como biógrafo, el encontrar el equilibrio prefecto entre elogio y crítica de la persona sobre la que está escribiendo. Y cuando digo equilibrio no digo paridad, obviamente que hay más elogio que crítica pero no se escatima de la segunda, cosa que muchas biografías suelen tender. Cuando vi que iban a hacer una película supuse que, al mejor estilo Hollywood, se iba a desequilibrar ese equilibrio en favor de una película que tiende más a mostrar un super héroe que un ser humano, pero no fue el caso, otro de los aspectos que destaco del film.

Párrafo aparte para la actuación de Ashton Kutcher, por momento es realmente impresionante la personificación que se hace de Jobs, y acá hay mérito compartido, porque hay un excelente trabajo de vestuario e imagen (muchas veces las tomas favorecen mucho que se vean parecidos) pero es indiscutible el trabajo que hizo el actor, estudiando muchos de los movimientos de Jobs, su caminar (¡impresionante!), su forma de dar discursos, entre otras cosas. Leí por estos días que incluso Kutcher durante el rodaje intentó llevar a cabo la misma dieta que llevó el fundador de Apple durante gran parte de su vida, ¡comer solo frutas!, con el ánimo de entender mejor a la persona que estaba interpretando. Parece que su cuerpo mucho no se lo bancó pero el compromiso que parece haber puesto el actor en la película se ve plasmado en el resultado de la misma. Recuerdo que hubo muchas dudas cuando se lo eligió a Kutcher para el papel, a mi criterio, ha hecho un gran trabajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Algunas cosas que no me gustaron? El papel de Wozniak no me terminó de gustar para nada (Kutcher ha declarado que el co-fundador de Apple no quiso colaborar con la película, lo cual da lógica a mi critica). También me parece que la película podría haber dedicado unos pocos minutos más a dar una mejor explicación de cómo llegó el joven Jobs que fundó a Apple a tener una familia (sin entrar en detalles en la película hay saltos en el tiempo), cómo conoció a su mujer y cómo esta influyó en muchas de sus decisiones.

¿Algunas cosas más para destacar? Sí señores, la banda sonora de la película, la música, bien de época y basada en parte en los gustos de Steve Jobs, último aspecto a remarcar. 🙂

Para cerrar, pequeño (pequeñísimo) trailer de la película, ahora ya está todo de su lado, ¿qué esperan para verla?

En resumen, una película excelente para cualquier, pero especialmente para aquellos que ven las cosas diferente. 😉

Here’s to the crazy ones, the misfits, the rebels, the troublemakers, the round pegs in the square holes… the ones who see things differently

Ayer fui a ver la película de Steve Jobs, ya voy a escribir la próxima una reseña u opinión más tranquilo porque es una persona/personaje que me resulta por demás inspirador. Mientras, tanto, vale recordar algunos post que escribí en el viejo Un Mundo Binario sobre Steve Jobs y aprovechar para decirles que es una película que vale la pena ver, creo que han hecho una excelente aproximación a su vida.

Párrafo aparte (literalmente) para la actuación de Ashton Kutcher, por momentos emotiva la sola imagen del actor y su caracterización más allá de lo que esté pasando en la película. En cuanto a la película, me pareció excelente, otro párrafo aparte (no literal) para la primer escena de la misma.

Mientras tanto, como ahora no pueden ir al cine, pueden aprovechar para ver en este mismo blog la mejor publicidad de Apple y uno de los mejores discursos que he visto jamás, Steve Jobs en Standford.

También pueden ver este lindo sitio sobre la peli, jobsthefilm.com.

Enjoy.

Hoy decreto el día MAC en el blog: segundo post sobre Apple en un sólo día es demasiado. 😉

La respuesta a la pregunta del título es la misma que ya expresé en el post Malware: ¿por qué Windows?: la tasa de uso sigue siendo un componente fundamental para los desarrolladores de malware. La idea es sencilla, más usuarios afectados, más beneficios. No tiene sentido infectar 1000 usuarios de MAC OS si puedo infectar 50000 de Windows. Los invito de todas formas a leer el post y también los comentarios que fueron muy interesantes abriendo el debate.

Pero traigo este tema a colación para matar dos pájaros de un tiro. El primero es recomendar la entrevista a Charlie Miller que publicaron en el blog de Segu-Info. ¿Quién es Charlie Miller? Sería un hacker… 🙂 “Es el tipo que logró superar 3 productos de Apple en la Pwn2Pwn en los últimos tres años consecutivos“. Así que hecha la recomendación, les dejo los fragmentos en los que él da un poco de apoyo a esta idea de que cualquier sistema operativo puede ser vulnerable a malware:

xyberpix: Tú y Steve Jobs se sienta a tomar una taza de café, dime ¿cómo sería esa conversación?

0xcharlie: ¡Excelente pregunta! En primer lugar tendría que decirle quién soy yo, porque él no tendría la menor idea. Intentaría decirle que con el tiempo esta cosa de seguridad le va a morder en el culo cuando los autores de malware se fijen en los Macs lo suficiente. Entonces escucharía pacientemente su explicación de por qué estoy equivocado y cómo va a ser todo. Probablemente me convencería. Por último, me quejaría que el iPad no tiene Flash. Pobre.

Una aclaración para cerrar: la pregunta correcta sería ¿por qué hay POCO malware para MAC OS?, ya que es incorrecto decir que no hay ninguno. Hay, aún es poco, cada vez es más; pero aún así no puede compararse con la cantidad de miles de códigos maliciosos que hay dando vuelta para Windows.

Ayer me encontraba con un par de enlaces muy interesantes (Fuente: @ArtePresentar), respecto a Apple, que destacan dos cosas: el valor de los detalles y, por otro lado, por qué Apple es Apple.

Resulta que alguien resolvió un misterio. Cada vez que Apple presentaba un nuevo producto, al momento de dar la primer imagen del mismo, el reloj del dispositivo marcaba siempre las 9:42 hs. ¿Por qué? La respuesta en la voz de Scott Forstall, vice president del software de iPhone:

Diseñamos las charlas de lanzamiento para que la gran revelaciónd el producto ocurra aproximadamente a los 40 minutos de la presentación. Cuando la imagen aparece sobre la pantalla, queremos que el tiempo sea cercano al horario actual de la audiencia que está mirando. Pero sabemos que no serán 40 minutos exactamente.

No me digan que no es increíble. Díganme si alguno alguna vez pensó al hacer una presentación en un detalle tan pequeño, pero que sin embargo puede tener efectos interesantes en el público. Eso es Apple: está en los detalles. Al margen, en la presentación del iPad decidieron bajar un minuto (quién sabe por qué) a 9:41 hs.

Leyendo estos post me acordaba de otro ejemplo. Hace unos días en el laburo me comentaban dos detalles sobre el cargador de la MAC:

  1. Tiene la luz de encendido al lado del conector de la PC (en voz de su dueño, y diganme si muchos no se sienten identificados, “no hace falta agacharse para ver si está andando el cargador“).
  2. Tiene un conector a la PC como imantado que hace que se desconecte fácilmente y por otro lado prácticamente imposible tirar la laptop si uno se engancha con el cable (porque el mismo se desconecta). Una maravilla, más para aquellos que hemos presenciado accidentes de ese tipo.

Uno se pregunta por qué otros fabricantes no tienen en cuenta estos detalles (el de la luz ahora lo ví en mi nuevo cargador de Dell). La respuesta es porque Apple se preocupa por la excelencia. Y para ello… están en los detalles.

De eso se trata la excelencia, definida por la RAE como “superior calidad o bondad que hace digno de singular aprecio y estimación algo“, de estar en todos los detalles que sea posible. De mirar donde otros no ven y dar respuestas donde otros siquiera se preguntan. Los detalles diferencian algo muy bueno de algo excelente.

Y eso a logrado Apple, con sus amantes y fanáticos, con sus enemigos y opositores; nadie puede discutir que han hecho un producto de calidad, y que gran parte de esa calidad está en los detalles.