La vida tendría que ser más fácil

Seba Bortnik —  10 diciembre 2013 — 5 comentarios

Vivimos tiempos complicados, especialmente en países tercermundistas donde gente joven como uno (chan) tiene que remarla años y años hasta poder mantenerse, poder comprarse un auto o hacer un buen viaje, ni hablar de poder comprarse un departamento/casa (si no me equivoco no conozco gente de clase media que haya podido hacerlo solo a base de salarios y sin ayuda familiar). Si salimos de lo económico, todo es aún más cuesta arriba, las amistades cada vez más superficiales, el amor cada vez más liquido (Bauman copyright) y difícil de encontrar. Y así se ve a muchos jóvenes desganados, tristes, ansiosos, depresivos, etc. Bueno, sobre este tema el otro día me encontré con una imagen que resume muy bien lo que a uno le pasa en la vida bastante seguido:

Plans

Qué linda imagen, ¿no? Esto ocurre todo el tiempo: uno hace planes pensando que el camino será sencillo y después la vida se encarga, de alguna u otra forma (o a veces de todas las formas posibles), de hacerlo complicado. ¿Cómo vivir con ello? En esta linea, entiendo yo que aparecen distintas filosofías para seguir adelante.

Una más religiosa o de fé, por algo las cosas son como son, diosito o alguna fuerza mayor quiso que fueran así y eso es bueno, no sabemos muy bien por qué pero eso es bueno. Es una, hay que reconocer que mucha gente está parada aquí mismo (cada vez menos) aunque tengo mis serias dudas si es porque funciona o porque es la más popular o sencilla de pararse. No creo en dios pero tampoco he visto grandes efectos de esta creencia para encontrar la paz en la vida ni me cierra la idea de que todo lo malo “por algo será”.

Otra visión más esotérica o energética o como se pueda decirlo, va a algo que parece ser más pragmático: todo lo malo que ocurre nos ayuda a disfrutar lo bueno. Es decir, el hecho de que el camino sea dificil hace que disfrutemos aún más la llegada. Basura en colores. Dame todo servido, dame un trabajo estable, al amor de mi vida, algún techo y salud de la forma más fácil posible, y te aseguro que la voy a disfrutar. Lo veo medio consuelo de tontos esto.

Yo me voy a parar un paso más arriba en el pragmatismo: la vida no es fácil, la vida para la mayoría de los mortales es algo muy difícil. ¿Y qué? O sea, no podemos cambiarlo, la vida está así, en el mejor de los casos podemos ayudar a que cambie para un futuro, pero difícilmente para nosotros. ¿Y qué? Acá estamos viejo, hay que vivir (o no, pero este post es para aquellos que descartamos el suicidio y buscamos la felicidad en esta vida). No creo que las cosas difíciles tengan un sentido religioso ni mucho menos que me ayuden a disfrutar mejor los logros. Creo que es así, y punto. Que el mundo está tan retorcido que es poco probable que las cosas nos sean fáciles.

Sin embargo, la idea de que ese camino difícil hace nuestra felicidad imposible también es basura. La felicidad no pasa por ahí viejo. La felicidad es algo muy interior, es una decisión que tomamos la de ser felices. Así. Una decisión.

La vida me ha puesto el camino difícil unas cuantas veces en estos años, incluso a veces se le fue la mano. Sufrí. Mucho. Pero nunca dejé (o al menos eso intenté siempre) que eso afecte mi felicidad. Uno puede sufrir y ser feliz. Se puede. Uno puede ser un tipo feliz pero ponerse triste cuando le pasa algo malo, mal humorarse un poco cuando tenemos un mal día o enojarnos cuando el mundo complota contra nosotros.

Pero de nuevo: no dejen que eso llegue a lo profundo de su alma, no dejen que ningún camino difícil afecte su felicidad. O peor aún: si están esperando que se les allane el camino para ser feliz, se van a morir esperando señores. Y entonces, asumiendo el hecho de que el camino es y será difícil, es donde ser feliz pasa a ser una decisión. Si el camino es siempre dificil y hay gente que es feliz, ¿por qué yo no puedo serlo? ¿En serio pensás que la gente es más feliz que vos porque el camino fue más fácil? Aunque es lógicamente imposible, cualquier persona en el mundo (en el sentido figurativo de “la mayoría de la gente en este mundo”) podrá encontrar a alguien que tuvo más dificultades y aún así logró ser feliz.

Entonces, ¿vas a seguir perdiendo el tiempo buscando excusas para ser feliz?

Cierro el post con una dos frases muy relacionadas a esto que me fui encontrando las últimas semanas, la primera cuyo autor desconozco y la segunda de Winston Churchil que encontré en el Twitter de @santisiri en forma de imagen:

“Ser feliz es fácil, lo dificil es darse cuenta”.

Tenemos que aprender a ser felices en este mundo difícil, dejemos de buscar explicaciones y sobre todo…

simple.

A post shared by Santiago Siri (@santisiri) on

Anuncios

5 comentarios para La vida tendría que ser más fácil

  1. 

    Increible son cosas que me fueron explicadas de una forma tan cencilla., griacias tio .,

  2. 

    Lo que más deseamos los padres para nuestros hijos es que sean felices, asique misión cumplida deseando que los obstáculos que la vida les presente sean lo más liviano posible.

  3. 

    excelentee sebaa!!

  4. 
    Bernardo Hernandez 10 diciembre 2013 en 14:44

    Ciertamente “Roma no se hizo en un día”, y si queremos alcanzar el exito deseado en todos los puntos, debemos trabajar duro, excelente reflexion.

Trackbacks y pingbacks:

  1. Mi discapacidad: no hablar con idiotas « Un Mundo (no tan) Binario - diciembre 17, 2013

    […] Como dije alguna vez, no me molesta enojarme, puedo estar enojado y ser feliz; creo que lo mejor es poder tener estas diferencias, manifestar nuestras opiniones y en el fondo de esto, seguir eligiendo ser felices. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s