“Sos un ídolo che”

Seba Bortnik —  9 octubre 2013 — Deja un comentario

Hoy se cumplen 46 años de la muerte de Ernesto “Che” Guevara. Mi Twitter bio dice que “me gustaria ser un poco de”: el Che, Einstein, el “Loco” Bielsa y Dr. House. Una combinación rara, pero no perdamos el foco, hablemos del Che, un loco argentino que terminó siendo para mucha gente símbolo de revolución, y uno de los artífices más importantes de la revolución cubana. Hablemos también de los ídolos, ¿por qué tenemos ídolos? No es mi intención hacer una bio de su vida, seguramente hay de sobra en Internet (¿empezando por la Wiki?), pero no quería dejar pasar el aniversario de su muerte y compartir con ustedes qué me ha inspirado (al menos desde los libros y lecturas que hice sobre su vida) el Che.

Pero empecemos por los ídolos, mientras escribo este post pienso qué hace que tengamos ídolos. A algunos la palabra los asusta, dicen no tener ídolos, solo gente que admiran. Para mí es lo mismo, es solo el miedo a la palabra. Algunos rechazan la idea de que los ídolos tienen que ser personas reconocidas, y apuntas a los héroes cotidianos. Es cierto, también los tengo. Mi viejo, mi hermano, muchos amigos, compañeros de trabajo, mucha gente que admiro. Pero si te dijera que admiro a mi viejo, a mi tía o a mi vecino, ¿qué carajo te estoy diciendo? Por eso mejor si hablamos de exposición pública, no me parece mal admirar las acciones de algunas personas. Y además, fundamentalmente, yo creo que cuando admiramos a alguien, cuando tenemos un ídolo, sentimos empatía no con sus acciones sino con sus valores. Y a mí me gustan los valores del Che. Creo que en mi vida usaría un arma, ni me veo haciendo la revolución en una selva. Pero admiro lo que hicieron, y muchos de sus valores.

Una de las cosas que más me interesó de su vida fue su disposición a perder algo por sus valores. El Che no es un revolucionario que nació en la pobreza. Hasta su adolescencia tuvo una vida como la nuestra, un joven de clase media, que estaba en la universidad y vivía una vida burguesa común y corriente, de alguna forma. Y un viaje por Latinoamérica lo transoformó, y decidió resignar esa vida burguesa que podría haber llevado para vivir otra vida, mucho más comprometida y revolucionaria. Y a mí eso me despierta admiración.

Otro de los valores que admiro del Che era su convicción. Cuando le escribía cartas a Fidel Castro, estas siempre terminaban con una de sus frases más legendarias: “!Hasta la victoria! Siempre tuyo, El Che.” (que después se convirtió en el famoso “hasta la victoria siempre”). En la carta que se despide de Fidel Castro, el Che le dijo que “en una revolución se triunfa o se muere, si es verdadera.”. La pasión por sus valores, las convicciones, son uno de los motivos por los que admiro al Che.

Su generosidad, su solidaridad. Era una persona que estaba dispuesta a dar su vida por sus valores. No muchas personas están dispuestas a perder algo por el otro, y el Che estaba dispuesto a perder su vida. En su famoso discurso en la ONU dijo otra frase manifestando este sentimiento:

“Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.”

Dando algunas ideas más sobre quién era el Che, me encontré con varias que refieren a algo que ya he mencionado en este post: el problema del mundo no son los malos sino los buenos que no hacen nada. Al respecto, algunas frases más de él sobre esto:

“…y sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.”

“Un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.”

En un mundo que se cae a pedazos, la idea de revolución sigue siendo importante, más bien necesaria. Sin lugar a dudas el Che ha sido uno de los revolucionarios más importantes de la historia latinoaméricana contemporánea. Hay muchos libros escritos sobre él, pero yo recomiendo (además de estos) leer sus cartas. La posibilidad de leer de primera mano lo que él dijo sin un intermediario de por medio, es la mejor forma de conocer a este personaje. El Che decía que “el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor”. Este fue mi pequeño homenaje al Che, en el aniversario de su muerte, seguro muchos de ustedes podrán sumar más datos, historias o ideas sobre él, pero no quería dejar de pasar la fecha.

¡Hasta la victoria! 🙂

Anuncios

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s