5 motivos por los cuales terminé la media maratón

Seba Bortnik —  10 septiembre 2013 — 1 Comentario

¡Llegué! Pude completar mi primer media maratón el domingo y no puedo describir lo feliz que estoy. Ha sido un desafío importante y, por ende, un día importante y de mucha alegría. Pero hoy no quiero hacer una crónica de la carrera o contarles cómo la pasé (veo si tengo ganas en los próximos días), sino que voy a detenerme sobre algo muy interesante de pensar 24 horas después: por qué pude completar la media maratón. Sí, ya sé, más de 16 mil personas lo completaron, no debe ser tan dificil. Es cierto, pero aún hay mucha más gente que podría completarla y muchas personas siguen creyendo que esto de correr carreras es solo para deportistas, y esto es para cualquiera. Por lo tanto, permitanle contarles cómo este muchacho que hace un año pesaba 10 kilos de más y nunca había hecho deportes en su vida, diez meses después de su primer carrera 10K se le animó y pasó la media maratón. Estas son, a mi criterio, las cinco claves.

Media Maratón Buenos Aires (vía Infobae)

1. Porque me puse el objetivo a tiempo

Primero lo primero. Decidí animarme a la media maratón hace dos meses, detalle no menor. Ya venía corriendo desde el año pasado pero desde que me propuse la media maratón comencé una rutina de entrenamientos que no debería ser mucho menor a dos meses. Una carrera de 10K hasta se podría ir sin entrenar, o entrenando poco. A la media maratón mejor si nos aseguramos de ir en buen estado, entrenados y, para ello, es necesario tomar la decisión a tiempo. Probablemente haya gente que lo haga, pero yo desaconsejo mandarse a los 21K sin el tiempo necesario para acomodarnos al entrenamiento y llevar la decisión con calma.

2. Porque entrené y me preparé

Este es sin dudas el motivo más importante: entrené para la carrera. Desde que tomé la decisión, todas las semanas entrené entre 3 y 4 veces por semana (sacando una semana que un dolor en la rodilla me hizo parar los entrenamientos por precaución). El día de la carrera, más allá que nunca había corrido 21K (en los entrenamientos llegué a 15K), pude llegar con calma a la carrera porque no dejo de ser un paso lógico de

En mi caso, hacía entrenamientos de resistencia una vez por semana, y los otros días me despachaba con velocidad en 5K o 1K, según el día. Empecé hace dos meses: un día e hice 8 kilómetros y, desde ahí, cada semana iba subiendo la vara, aproximadamente a 1,5 kilómetros por semana (al principio más, después un poco menos cuando pasé los 10-12K de entrenamiento).

Entrenar. No hay con qué darle, este es el motivo fundamental por el cual pude correr la carrera, porque me preparé, entrené y practique para ello. Seguro alguien en gran estado físico podría hacerlo, pero para aquellos que vengan de situaciones como la mía, desaconsejo ir a media maratón sin mes y medio, dos meses de entrenamiento sostenido.

Largada (vía Infobae)

3. Porque comí bien

Entre que me anoté a la carrera y corrí, bajé casi 5 kilos (ya estoy a menos de 3 kilos de mi peso ideal), y durante estos dos meses me cuidé mucho con las comidas. Ojo, no es una dieta. Es mejorar los habitos. Hacer 4 o 5 comidas por día, evitar los dulces en exceso, si un día comimos mucho, al otro día comer poco. Mucha fruta, bastante verdura, comida variada. Nada loco, pero la alimentación creo que es importante.

Las dos semanas previas, me cuidé aún más. Mucha ensalada, poca fruta y, en mi caso, suspendí las gaseosas los últimos 15 días, me limité a unos pocos dulces light en el mismo tramo (algún choco arroz, helado de limón y no mucho más) y paré con el acohol también una semana antes.

Los dos días previos, muchos hidratos y mucha banana, para que el cuerpo tenga (si no me equivoco, si no leí mal, que me corrija algún doctor si le erro) glucosa y potasio.

Que el cuerpo llegue en buen estado es fundamental, uno puede haber entrenado pero nuestra alimentación va a colaborar mucho a las energías que tengamos ese día, y a evitar cosas como calambres en el tramo final, algo que vi bastante el día de la carrera, mucha gente con tirones y calambres que no pudo terminar o la tuvo que completar caminando.

4. Porque el objetivo era llegar

Era mi primer media maratón, a nivel kilometraje ya el desafío era bastante más importante que las carreras de 8/10K y en ese contexto decidí que mi objetivo era llegar. En un tiempo razonable, obvio, pero sin ponerme presiones adicionales. Es en ese contexto que en ningún momento de la carrera forcé el cuerpo a una velocidad que no era la mía.

Yo sabía que 6 minutos el kilómetro es un tiempo razonable para quienes empiezan a correr (a esa velocidad fueron mis primeros 10K), y me propuse estar por ahí. Ya habrá tiempo para proponerme mejores tiempos como lo estoy haciendo con los 10K, ese día lo importante era llegar, y por eso intenté llevar un ritmo parejo y tranquilo, poniendo todo el foco en la resistencia del aire y las piernas.

Cuando el objetivo está claro, es más fácil, y el domingo mi meta era llegar vivo, sin escapar mucho de los seis minutos y sin caminar en el trayecto, y con ese objetivo corrí. Y así fue. 🙂

Running por 9 de julio (vía La Nación)

5. Porque lo disfruté

Lo dejé para el final, pero no por eso menos importante. La llegada obviamente es espectacular. Pero a diferencia de otras carreras, fueron poco más de dos horas de puro goze. Disfruté cada segundo. Disfruté el día previo cuando preparaba las cosas, disfrute llegar, elongar, largar, recorrer la ciudad. Corrí toda la carrera con una sonrisa (no literal, sino mental), y creo que esto fue fundamental. No tenía elementos objetivos para estar seguro que iba a llegar (mis entrenamientos habían llegado a 15K y la última vez que había probado esa longitud me había tirado muy fuerte la rodilla y tuve que parar). Pero desde el momento que llegué, lo hice con confianza y alegría. Si en algún momento el cuerpo me pedía parar, así hubiera sido, pero mientras pude, corrí

Me animé de todas formas a ilustrar el post con imágenes de la carrera como para que vean un poco qué tal estuvo. Para los curiosos, sin el tiempo oficial debo haber rondado las 2:08 hs. (algo así como 6:20 minutos por kilómetro), un buen comienzo aunque se puede mejorar muchísimo. Pero… tal cual describe este post, esta vez lo importante era llegar, ya las próximas el tiempo pasará a tomar otra importancia.

En fin, estas son algunas ideas para compartir por qué creo que cualquier persona puede proponerse correr media maratón, y dar el salto de una vez de las carreras tradicionales de 10K. Lo puede hacer cualquier, incluso no siguiendo mis consejos, esta es mi receta, estos fueron mis motivos y los comparto por si alguno quiere seguirlos.

¿Llegará la maratón algún día? Puede ser, todo puede ser. Por ahora se vienen algunos desafíos para mejorar los tiempos en carreras más cortas para cerrar el año y otras medias maratones a mejor performance el próximo.

¿Y? ¿Ya los convencí? No se preocupen, hay más running por delante para que se animen a salir, si aún no salieron.

Anuncios

Una respuesta para 5 motivos por los cuales terminé la media maratón

  1. 

    Bien tigre, me alegro, yo empece hace poco a correr y voy de a poco, encima tengo el peso del cigarrillo encima, pero ya se va a ir… para el año que viene quiero estar en condiciones de correr, no se si una media, si llego si, pero por lo menos 10k seguro… voy a ver si llego antes. Hey buenisimo, me gusto mucho el relato de toda tu jornada Seba, una joyita cuando sale todo asi.
    Nos vamos a ver de vuelta. Abrazo de blues!!, Guiye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s