El teletrabajo – Conclusiones

Seba Bortnik —  10 mayo 2010 — 1 Comentario

El día de hoy es bastante particular para mi carrera profesional, ya que luego de casi un año y medio de trabajar desde mi casa he vuelto al día a día en la oficina, lo cual es bastante raro, estimulante y varias cosas más. Aclaro antes de seguir que en mi caso particular es una decisión que por suerte pude tomar yo, es decir que no estoy volviendo a la oficina forzado ni mucho menos, todo lo contrario.

Sobre el tema del teletrabajo yo escribí una serie de post hace un tiempo y quisiera aprovechar el día de hoy para agregar algunos datos más:

En primer lugar me gustaría analizar luego de esta interesante experiencia, cuál es a mi criterio la clave del éxito en lo que respecta al teletrabajo. Vale aclarar que parto de la base de que mi experiencia fue un éxito, lo cual solicito a mis jefes que si consideran lo contrario no lo comenten, ya que su comentario será censurado automáticamente. :mrgreen:

También antes de decir lo que quiero decir, debo mencionar que considero que son muchas las claves del éxito y factores que deben ser tenidos en cuenta para que las cosas salgan bien. Lease: infraestructura en orden, objetivos claros, convicción del jefe, condiciones claras, trabajo por resultados (la necesidad de poder definir el trabajo en estos términos), comunicación con la oficina (viajes) y otros. Pero, ahora sí, yo creo que luego de analizar lo que pasó y conversar un poco con quienes interactuaron conmigo en estos meses, que la clave estuvo en el reporte de resultados. Sí, quizás se esperaban algo más lindo para un título de un diario y esto parece una pavada, pero creo que gran parte del éxito fue la periodicidad (más de una vez por día por momentos) en que interactuaba con mi jefe para ponerlo al tanto de lo que estaba haciendo. Acá hay dos cosas a considerar. La primera, para un jefe es más difícil tener un teletrabajador que uno en la oficina, eso está claro (en realidad no tanto, pero sean buenos conmigo y sigamos con este planteo). Entonces, si hay un reporte constante de cuál es la situación, se hace más fácil para este poder dimensionar el trabajo del que está del otro lado, y poder administrar el tiempo de este y las tareas que le son asignadas. En mi caso, soy por momentos cuasi hincha pelotas (se desconoce el motivo del cuasi), e intentaba comunicarme con mi jefe no menos de dos veces por día, y mandarle mails todo el tiempo contando lo que hice y no hice. Creo que dio resultado y a pesar de las mil condiciones que afectaron, este es un dato que quería agregar para terminar esta serie de post. Además, el reporte constante tiene otro factor que aunque en mi caso quizás no se haya dado, creo que puede ser de valor: es más fácil asumir que un teletrabajador no está haciendo nada que uno en la oficina (sí, ya se, también es discutible, pero sigan siendo generosos conmigo). Digo, si uno no va reportando, es muy fácil caer en “este no está haciendo nada” y todos sabemos que esto no es beneficioso para el trabajo de nadie. Así que ya saben, si les toca estar algún día en el lugar que estuve, acá quedó un consejo final.

Para cerrar, y ya terminada esta experiencia, y dado que en los últimos meses decidí justamente terminar con el teletrabajo, vale mencionar algunas desventajas del mismo que, aclaro, no creo que le quiten valor, pero sí pienso que es otra cosa que vale la pena compartir: cuáles fueron las variables que hicieron que pese el ir a la oficina. Resumo las principales. En primer lugar, y como factor fundamental, la soledad. Si sos un teletrabajador para estar con tu familia, quizás no corre. Pero si vivís sólo, cuando terminás de trabajar estás sólo. Conclusión: pasás días enteros que estás sólo todo el día. Y la soledad no es fácil para cualquiera. A mí, que me gusta estar sólo, se me hicieron dificiles algunos días, no me quiero imaginar para alguno que no disfrute mucho del silencio. Además, nadie puede negar que los compañeros de trabajo son algo copado, y que ir a la oficina puede ser muy divertido. En mi caso yo lo cubría viajando seguido a la oficina, pero esto no es algo que todos puedan hacer. Además, dos datos más y cierro. El teletrabajo puede ser un impedimento para crecer. En mi caso particular, cuando comencé mi trabajo, y en la interacción con mi jefe, todo iba sobre rieles. Pero cuando aparecieron proyectos en donde tuve que empezar a interactuar con mucha gente (y de otras áreas), a pesar que las cosas salieron bien yo sentía que estando más cerca, iba a ser todo mejor. No se si me explico. Digo, cuando la interacción es con poca gente y siempre con la misma gente, se pueden lograr dinámicas muy copadas. Pero cuando la interacción comienza a ser con más gente y hay que coordinar horarios, reuniones, entregables y otras cosas, y especialmente con otros equipos, la cosa no es tan fácil. No creo que sea imposible, pero yo sí sentí que al menos más difícil.

Repito antes de cerrar: no se queden sólo con las desventajas, ya que escribí varios post antes elogiando al teletrabajo. Y lo sigo haciendo. Fue una experiencia increíble, lo volvería a hacer y lo recomiendo altamente si las condiciones de la vida, como fue mi caso, lo permiten o lo requieren.

En resumen, esto ha sido todo por mi parte, ya no soy más un teletrabajador, pero lo fui con mucha alegría y orgullo.

Anuncios

Trackbacks y pingbacks:

  1. El momento de la oferta « Un Mundo Binario - junio 1, 2010

    […] andan mis queridos lectores después de tanto tiempo? Como algunos sabrán, en las últimas semana me he mudado y, sumando algunos factores (no tengo Internet en casa aún, estoy con mucho trabajo y algunos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s