Redefiniendo la privacidad

Seba Bortnik —  30 marzo 2010 — 7 comentarios

En los últimos días me he topado varias veces con este tema (sin contar que está íntimamente relacionado con mi campo laboral) respecto a la privacidad.

Básicamente la discusión es cómo las nuevas tecnologías (con las redes sociales como principal representante) han cambiado la exposición de nuestra privacidad y, en segundo lugar, el propio concepto de privacidad.

Algo de esto ya escribí en el artículo Privacidad y nuevas tecnologías, que tienen disponible en la sección de artículos. La idea central cuando escribí ese artículo (hace ya dos años) era pensar cómo las redes sociales y otras tecnologías nos invitan a exponer cuestiones de nuestra vida privada y la idea era plantear la importancia de hacer un uso responsable de estas tecnologías para no exponernos más de la cuenta. Es decir, la idea estaba basada en resguardar la privacidad.

Sin embargo, como les mencionaba, leyendo algunos textos me preguntaba si no es momento de redefinir la privacidad, algo que ya he escuchado por ahí y que es un debate que se está abriendo, y al cual creo estoy empezando a adherir.

En primer lugar en los últimos días leía dos noticias en sitios dedicados a la seguridad informática que casualmente son tituladas con preguntas. ¿Son los temas de privacidad de las redes sociales un problema menor para los adolescentes?, se preguntan en primer lugar en una noticia publicada en el blog de Segu-Info. Luego, en la nota se hacen otras preguntas como ¿Entienden los adolescentes el concepto de privacidad? o ¿Respetan la privacidad de las cuentas personales en redes sociales, cuentas de correo electrónico de su pareja, amigos y familiares? Siguiendo con mis RSS me encontré con otra noticia que toca los mismos temas, pero que se hace una pregunta mucho más clara: ¿Por qué la gente no se preocupa sobre la seguridad en las herramientas sociales? (en inglés este último post). Esta pregunta me gustó mucho más. ¿Por qué? ¿Por qué piensan que la gente ya no se cuida al publicar cosas en las redes sociales? Y acá es donde pienso que hay dos repuestas posibles. La primera sería que son unos inconscientes, lo cual es probable. Desconocen los riesgos que existen al hacerlo y por lo tanto se exponen innecesariamente. Pero por otro lado hay otra alternativa: que no sientan que se está exponiendo su privacidad.

Para algunos más puristas como yo, parece extraño. Digo, entre otras cosas he visto publicados teléfonos celulares en perfiles de Facebook con cientos de contactos, ubicaciones (esto yo también lo hago), datos de la familia, exposición de menores de edad, gustos, lugares que se frecuentan (incluso bancos!), insultos a sus jefes o compañeros de trabajo (¡danger!) e incluso ahora con Formspring.me algunos meten unas confesiones sexuales que dan miedo (o dan gusto). Es decir, se publica de todo. Y cuando digo puristas básicamente me refiero a la mayoría de los mortales, los que nacimos sin Internet y por lo tanto creemos que muchísimas cosas son parte de nuestro ámbito privado. Pero, ¿qué pasa si esto cambio? Quizás el ámbito privado ya es más acotado que antes y aunque nos cueste acostumbrarnos a los cambios, quizás esto no sea tan malo como pensamos.

Esto se me ocurría leyendo este post del blog de Mariano Amartino, y leyendo esta cita que él coloca:

Eric Schmidt (CEO de Google): “Si tienen algo que no querés que la gente sepa, tal vez no deberías hacerlo en primer lugar.”

Entonces me preguntaba: ¿no será esta exposición de muchas cuestiones que antes eran del ámbito privado una buena oportunidad para comenzar a ser mejores? Sí, lo sé, parece una locura la pregunta pero algunos me dirán que hay cosas que son del ámbito privado que no son malas. En ese caso, agrego una segunda pregunta: ¿no será positivo que un montón de cosas que antes eran privadas hoy nos liberemos y las hagamos públicas?

Vuelvo a la primer pregunta y vamos con ejemplo: hablar mal de tus compañeros de trabajo. Antes lo hacíamos en ámbitos no públicos, ahora en la web al hacerlo nos exponemos a ser descubiertos. ¿No es una buena forma de controlarnos un poco más en la forma en que descalificamos al prójimo?

Voy a la segunda pregunta y tomo el ejemplo que a mí más extremo me parece: las confesiones sexuales vía formspring.me. Yo ni loco me animaría a hacerlo, y mi abuela seguro se espantaría pero, ¿tan malo es? ¿No estamos pasando a ser una sociedad más abierta en donde la gente puede contar cosas que hace en la cama, como una forma de presentarse (al fin y al cabo habla de nosotros, ¿no?)?

Quiero aclarar que realmente no estoy tan convencido de lo que estoy diciendo. Digo, me interesa más plantear la pregunta que dar una respuesta con la severidad que suelo afirmar muchas cosas aprovechando que este es mi blog. 😉 En esta oportunidad, me lavo las manos porque realmente tengo mis momentos en que digo “esto es una animalada, como se va a publicar eso” y otros en que pienso “no está mal, no hay riesgos reales más allá de que no estamos acostumbrados a compartir tantas cosas”.

Por lo tanto, se imaginarán como termina este post: ¿Y ustedes qué piensan?

Anuncios

7 comentarios para Redefiniendo la privacidad

  1. 

    Si tan solo supieran que hay cosas mas interesantes que hacer…. antes la gente leia… libros, revistas, comics, DIARIOS. Buscaba a través de la lectura formar una opinión crítica… y la realidad nos paso por encima…
    Hoy se pasan horas leyendo que hicieron sus contactos de facebook / twiter ¿?

    Coincido en que el problema puede estar en el uso de la herramienta, pero para mi la “privacidad” ya no es la misma, porque ya hay mucha gente que no entiende lo que el termino significó hace años…. hoy es una palabra olvidada y perdida…

    Quiza como dicen por ahí abría que apuntar a la educación y al ejemplo, pero se trata de movimientos sociales que a mi entender ya no son posibles de frenarse.

    Restará adaptarse lo mejor posible.

Trackbacks y pingbacks:

  1. ¿Qué somos? « Intelectualmenteinquieta's Blog - mayo 7, 2010

    […] Redefiniendo la privacidad. Un post de Sebas Bortnik, al cual no subí mi comentario porque todavía le doy […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s