Para la cartera de la dama…

Seba Bortnik —  20 mayo 2008 — Deja un comentario

… y el bolsillo del caballero, he aquí el producto que usted estaba esperando.

Y he aquí el técnico, que se encargará de implementarlo. 😉

Un tema interesante en la informática, es la relación entre la persona que vende un producto/servicio y la persona que debe desarrollarlo/implementarlo/dar-soporte. Porque es así: aún suponiendo el vendedor más honesto del mundo, las distancias pueden existir. Tengo la suerte de poder escribir de esto porque en mi trabajo tengo una muy buena relación con los vendedores que, además de tener conocimientos técnicos, se acercan a nuestra área ante cualquier duda sobre alguna solución que estén armando para un cliente. Y justamente con uno de los integrantes del área comercial del laburo estaba charlando este tema, de cómo interactúan los comerciales con los técnicos y cómo algunas veces se agarran de los pelos (a mí todavía no me pasó, pero no pierdo las esperanzas). Entonces él (mi compañero comercial) me cuenta este chiste:

Un vendedor y un técnico van de campamento. Cuando llegan al lugar, el vendedor le dice al técnico: “Hagamos así, yo salgo a buscar la comida, que ese es mi trabajo, conseguirnos comida. Y vos encargate de armar todo para que podamos dormir y comer“.

Pasó una hora y el técnico ya había hecho la carpa diez puntos, con toda la estructura re estable, había armado canaletas contra la lluvia y había prendido un fuego que parecía iba a durar toda la noche… y el vendedor no aparecía. Al rato, aparece corriendo el vendedor y pasa de largo y detrás de él lo persigue un oso gigante. Mientras se alejaba, el vendedor grita: “¡ACÁ TE TRAJE EL PRIMERO, HACETE CARGO MIENTRAS BUSCO EL SEGUNDO!”

Más allá del chiste que critica al vendedor, la relación entre estas áreas debe estar cuidada y debe haber un mutuo respeto. Puede parecer que el único conflicto sea que un vendedor mienta pero ese es un caso extremo. En nuestra área puede haber conflictos y diferencias con las soluciones informáticas que brindamos, y que por ejemplo el vendedor haya armado algo que al técnico le parece se podría haber armado mejor pero “así se lo vendimos al cliente”.

Y ni hablar con los tiempos, cuando el vendedor te dice: “me comprometí a entregar 15 servidores para la semana que viene” y vos te querés morir. No es que la tarea sea imposible, pero sí lo es en el tiempo en que el vendedor se compromete con el cliente.

En fin, una relación que en nuestros mundos informáticos hay que tener muy cuidada y que hoy, gracias al chiste de mi compañero de trabajo, traje a Mundo Binario.

¿Alguna anecdota por ahí?

Anuncios

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s