La evolución de las muñecas inflables

Seba Bortnik —  13 febrero 2008 — 8 comentarios

Ciertas veces uno se encuentra con noticias de las que piensa “y, sí, ya tenía que escuchar algo así“. Y sin embargo, uno no deja de sorprenderse y de preguntarse: ¿en qué estamos pensando? ¿en qué dedicamos el tiempo de investigación tecnológica? ¿cuáles son nuestras necesidades?Resulta que leo en Rosario 3 que en Japón, están desarrollando un robot con el cual se puede TENER SEXO. Aaaaaaahhhhh… durísimo (no hacer dobles interpretaciones por favor).

3.jpg

Cito:

“Una compañía japonesa, Axis, ya fabricó lo que podría ser considerado como los primeros robots sexuales.
Se llaman Honeydolls y son muñecas de resina y silicona de tamaño real equipadas en cada seno con sensores conectados a un sonido. Si el usuario pellizca sus pezones, Cindy emitirá gritos de placer y susurrará palabras acarameladas a su oído.

Un informe no oficial, indica que las palabras acarameladas de Cindy serían, entre otras “se me están derritiendo los chips“, “poneme el procesador al mango” o “borrame toda la ram“, entre otras…

El problema es que si el robot se copa, automáticamente se apaga y aparece un cartel que dice: “El equipo ha superado la temperatura admitida y deberá apagarse. Por favor, ¡compre más coolers!” Estas computadoras sí que calientan… Y encima, con este equipo, no se pueden tomar medidas como con una computadora normal:

cpuventi.gif

En fin, más allá de cualquier chiste, me sigue llamando la atención y me preocupa cómo se malgasta la evolución tecnológica en cosas banales y sin sentido, que colaboran con la mediocrización de la sociedad y con robotizar todo, en vez de con el progreso. El sexo está bien así… hay gente que tiene hambre, la brecha digital crece y ¡los ricos se van a garchar robots! A mí no me gusta.

10.jpg

La nota dice que “el imparable desarrollo de la inteligencia artificial hace que ya no sea descabellado pensar en la posibilidad de mantener una relación sexual con un robot“. ¿Cuál es el desarrollo? ¿que apreto un botón y gime? Habiendo tantas cosas que podemos robotizar, ¿por qué robotizar el sexo? ¿por qué robotizar los sentimientos?

Antes de terminar, vuelvo a la información (y a la joda). La noticia indica que ya están preparando la versión masculina para las mujeres y, mis fuentes extraoficiales, me indican que teniendo en cuenta el alto consumo de travestismo que está existiendo actualmente, tienen preparado un modelo que, a simple vista, parece una dama, pero que tiene un botoncito para que empiece a hablar…

http://www.mediamax.com/unmundobinario/Hosted/robosex
PD. Hablando de japón, ayer probé el sushi: puuuaaaajjj
PD2. Esto sí es desarrollo en tecnología: “Desarrollan una cebolla que no provoca lágrimas y mantiene el sabor
PD3. Las fotos de los robots fueron tomadas de aquí
Anuncios

8 comentarios para La evolución de las muñecas inflables

  1. 

    Mori de risa me encanta tu sentido del humor 🙂

  2. 

    pueen crear un auto q se a mas economico. kiero desir q no jaste gasolina xq con ella estamos dañando la capa de osono

Trackbacks y pingbacks:

  1. O seu problema está resolvido se… - PicturaPixel - noviembre 19, 2009

    […] que sean los proyectos, al viejo fondo machista y patriarcal de la tecnología nadie lo toca. La evolución de las muñecas inflables “Una compañía japonesa, Axis, ya fabricó lo que podría ser considerado como los primeros […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s