Cuidando la información

Seba Bortnik —  16 diciembre 2007 — 3 comentarios

Ya comenté en otro post, mi interés por la seguridad informática y la privacidad de la información. En este caso me encuentro que la empresa Ontrack publicó un documento con los 10 incidentes más curiosos en materia de seguridad de la información. Realmente muchos de ellos son muy graciosos y son todos reales ya que fueron recogidos de la experiencia de sus clientes. La información a sido traducida al castellano por el e-Zine Insecurity.

  • 10. Lavado completo – Este año, una mujer llamó a los ingenieros de Kroll Ontrack quejándose de que “había lavado todos sus datos”. Olvidó su memoria USB en su ropa y la echó a lavar. Como era previsible, tras un ciclo de lavado en la lavadora no fue capaz de rescatar ningún dato de ella
  • 9. Padre abnegado – Un entusiasmado padre primerizo vuelve a casa a toda prisa del trabajo para dar de comer a su bebé. Con la emoción y las prisas olvida que había guardado su memoria USB en el bolsillo superior de la camisa. Al inclinarse hacia delante para acercarse a la trona el dispositivo de almacenamiento cae en un pringoso plato de puré de manzana.
  • 8. Morder el anzuelo – Un pescador pensó que sería una buena idea llevarse su portátil en el bote a remos para entretenerse con algunos juegos mientras esperaba que picase algo. Al incorporarse tanto él como su portátil cayeron al agua y toda su información acabó en el fondo del lago.
  • 7. Un fotógrafo presa del pánico – Un fotógrafo de bodas estuvo punto de tener que enfrentarse a la cólera de una recién casada al descubrir que había borrado las fotos de ésta al grabar sobre ellas las de otro evento. Dos días antes de que la pareja regresase de su luna de miel llamó pidiendo ayuda. La novia nunca llegó a enterarse del incidente.
  • 6. Baño de ácido – Un científico volcó accidentalmente ácido sobre un disco duro externo mientras realizaba un experimento. Aún dando por hecho que toda la información se había quemado se consiguieron recuperar todos los datos guardados en la unidad de memoria.
  • 5. Trifulca empresarial – Durante una acalorada discusión en Australia, un empresario lanzó una memoria USB a su socio. El dispositivo, que contenía importantes planos de la empresa, terminó hecho pedazos en el suelo. Por suerte fue posible salvar tanto los planos como la relación empresarial.
  • 4. Fuego indiscriminado – Hace poco un incendio destruyó la mayoría de los contenidos e informaciones de una oficina, sólo se salvaron unos pocos CD. El escollo del asunto es que estos CD se habían fundido en el interior de sus cajas, fue un trabajo notable para los ingenieros.
  • 3. El precio de la tranquilidad – Un científico británico no aguantaba más los chirridos que hacía su disco duro, de forma que hizo un agujero en la caja y echó aceite en el mecanismo interno. Los chirridos pararon, el disco duro también.
  • 2. Aparatoso salto en paracaídas – Con la intención de comprobar el buen funcionamiento de un paracaídas, se incorporó en el paracaídas a modo de carga una cámara y se lanzó desde un avión. Desafortunadamente el paracaídas no superó con éxito la prueba y la frágil carga quedó hecho trizas. Fue posible ensamblar de nuevo la memoria de la cámara y recuperar el vídeo del nefasto salto en paracaídas.
  • 1. Plaga de hormigas – Al ver que una colonia de hormigas había ocupado su disco duro externo, un fotógrafo de Tailandia decidió quitar la cubierta del mismo y rociar el interior con un repelente de insectos. Las hormigas no sobrevivieron.

Realmente nunca me ha pasado algo por el estilo. Sí he perdido alguna que otra vez un pen drive pero nunca de forma tan curiosa. ¿Alguno de ustedes ha sufrido algo por el estilo?

Anuncios

3 comentarios para Cuidando la información

  1. 

    SoloE: jejej, que linda metida de pata la tuya. Qué suerte que tienen algunos que pueden viajar a Viena. 😛

    Firefox: ahora que me acuerdo yo uno de los pendrives que perdí, antes lo había pateado también porque estaba puesto en esos conectores laterales y le pegué un patadón que lo desarmé y lo usé un buen tiempo (hasta que lo perdí) con cinta scotch para atarlo porq el plástico se le había roto pero seguía andando a la perfección. Son jodidos los pendrives, tienen la ventaja de ser chiquitos pero la desventaja de ser chiquitos. 😉

  2. 

    Hola,

    Tengo 2 historias sobre un mismo pen drive

    La primera
    El pen drive se econtraba colocado en el puerto USB de adelante de una PC que se encontraba en el piso, pasó una programadora y sin querer lo pateó y separó la memoria y el conector. Acto seguido el pen drive fue a parar a la basura. Horas más tarde llamó un cliente desesperado porque no funcionaba el sistema. Luego de una breve evaluación se determinó que el disco duro estaba frito (terminología técnica espcífica).
    Buscamos otro servidor y cuando estaba todo listo le pedimos el último back up, adivinen ¿dónde hacían sus backups? si, correcto en el disco frito. Milagrosamente (en serio de milagro) uno de los muchachos del help desk había hecho copia de un back up del día anterior al deceso del disco ríjido tratando de determinar cual era el problema con el seridor (obviamente después supimos que era el disco y no la base de datos).
    ¿Dónde quedó entonces el back up milagroso? ya se lo imaginan ¿no? QUEDÓ EN EL PEN DRIVE ROTO!!!!

    Por suerte en el trabajo no somos demasiado paranóicos con la higiene y la basura seguia ahí después de 4 días con el pen drive.
    El problema es qu seguia roto, entonces un muchacho del help desk (el mismo que había sacado el backup) abrió la cubierta plastica (en realidad la rompió en varias partes) y dessoldó las uniones y volvió a soldar el pen drive.
    colocó la cubierta plástica y la pegó con cinta adhesiva. Crease o no funcionaba como nuevo. El pen drive se salvo y los datos que contenían también, el cliente feliz y el flaco del help desk un heroe

    La segunda
    Mi jefe llegó de un cliente y arrojó el pen drive sobre el escritorio, con tanta mala suerte que fue a parar dentro de un vaso con agua. Lo peor es que dentro del pen drive se encontraba TODA LA INFORMACION DEL RELEVAMIENTO, eran cerca 5 horas de trabajo perdido sin mencionar la mala imagen frente al cliente que seguramente no iba a creer historia semejante o en caso de creerla nos iba a creer incompetentes.
    Luego de abrir la cubierta plástica del pen drive (en realidad le sacó la cinta y se desarmó solo) y 25 de aire caliente con el mini secador de la vecina, el pen drive estaba seco. Se volvio a poner la cbierta plástica y a pegar con cinta adhesiva (otra vez). Lo probamos y milagrosamente el pen drive aún funciona.

    El pen drive es marca kingston. No se si estará maldito o vendito pero después de todo eso anda!!! así que mi próximo pen drive va a ser de marca kingston

  3. 

    Bueno, no se si mi pérdida entraría en este post o no, pero lo que paso es algo así.

    En casa ya no hay más lugar para guardar todas las cosas que hemos estado coleccionando mi compañero y yo a lo largo de unos cuantos años.
    El tema es que en uno de esos ataques de limpieza tan característico del mundo femenino, tire a la basura una pila de CD (unos 15 +-) que estaban dentro de uno de esos recipientes de plástico en los que te venden los cd’s por cantidad.

    La anécdota es que los CD’s eran de backup, había cosas importantes ahí…
    Todavía no he podido evaluar bien cuantas cosas fueron a parar a la basura, cuando las necesite de una manera desesperada me voy a dar cuenta de que ya no están 😛

    Creo que una de las cosas que se han perdido son algunas fotos de cierto viaje a Viena 😉

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s